Libro de la semana: Adelaida (Kalandraka)

Por fortuna, se están publicando en nuestro medio en los últimos años varios títulos de Tomi Ungerer, un autor fundamental en la literatura infantil de la segunda mitad del siglo XX (y en otros ámbitos, pero eso es otro tema; provocador y polémico en todos, pero es un asunto que se escapa de esta breve reseña): El hombre niebla (Lóguez); Flix y El ogro de Zeralda (Ekaré); El Hombre Luna (Zorro Rojo), Otto (Ediciones B) y Críctor (Kalandraka), entre otros.

Adelaida es una de sus primeras publicaciones (la edición original es de 1959), pero el paso del tiempo no ha hecho mella en la bonita historia ni, sobre todo, en la enorme gracia de sus ilustraciones. Todo comienza (y es una de las primeras páginas más emotivas que he visto en cualquier álbum ilustrado) cuando los padres de Adelaida, una pareja de canguros, descubren que su hija tiene alas. Adelaida crece y aprende a volar, y le gusta tanto que un día marcha de casa porque quiere volar lejos como los aviones que ve pasar… Y así la acompañamos en un viaje que la lleva de la India hasta París, donde se convierte en una estrella del espectáculo y encuentra su pareja.

Aunque termine de una manera “clásica” (con un matrimonio), hay que fijarse bien en la expresión del rostro del novio en la penúltima página, y de Adelaida en la última, para descubrir que la ironía está presente, y que no todo es color de rosa.

Por cierto, ¡la página en la que un agente de aduanas registra a Adelaida metiendo la mano en su bolsa es de antología!

Adelaida
Autor: Tomi Ungerer
Editorial: Kalandraka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *